El Espacio

EL ESPACIO se divide en diferentes salas que se interrelacionan:

ESPACIO DE PSICOMOTRICIDAD: Un espacio dónde se acompaña al niño a vivir su movimiento de manera espontánea y autónoma, donde se facilita la expresión motriz y la proyección, a través del juego, de las necesidades internas.

ESPACIO DE EXPRESIÓN donde trabajar en la creación a través de diferentes materiales como la arcilla y la arena, materiales no estructurados como corchos, madera, cartón, palos… materiales naturales como piñas y piedras y también material más convencional como todo tipo de pinturas y material fungible procuramos tener en cuenta criterios como lo ecológico, lo sostenible y lo cercano además de la gran variedad de materiales realizados por las mismas familias.

SALA DE CONCENTRACIÓN un espacio tranquilo para la creación gráfica, los cuentos, la psicomotricidad fina, la lecto-escrituraescritura y los materiales lógico matemáticos. Donde aparecen materiales manipulativos especialmente vinculados a lo cognitivo y a lo sensorial.

ESPACIO SIMBÓLICO donde se ambientan diferentes lugares cotidianos como la casa, el taller, la cocina, el armario. Junto a este espacio existe un rincón musical.

LA COCINA Y EL BAÑO son espacios de aprendizaje importantes, donde se desarrolla la experimentación con la cocina, con las tareas que implica, o el uso y el juego con el agua, los procesos de control de esfínteres de manera natural donde cada niño/a marca su propio ritmo…

DOS ESPACIOS EXTERIORES con la mesa de experimentación sensorial, así como el pinar de Torrero, que está al lado de la casa y que está muy presente en las inquietudes y aventuras de las criaturas así como con sus necesidades de expansión y desarrollo en un entorno natural.

En relación a los materiales podemos añadir que ponemos especial atención a su entrada al espacio educativo en función de criterios como; género, interculturalidad, materiales procedentes de elementos naturales como el cartón y la madera.